La rueda de la vida

Un diagrama de Buda Shakyamuni

EL DIAGRAMA DE LA RUEDA DE LA VIDA puede ser uno de los símbolos más impactantes del budismo mahayana. Ubicado a menudo en la entrada de los templos y salas de meditación budistas, contiene multitud de detalles e imágenes, a veces bellas, a veces grotescas, y en muchos casos enigmáticas, que 

parecen indicar que estamos ante algo más que una mera obra de arte, algo con mucho significado y profundidad…

El diagrama de la rueda de la vida proviene directamente de Buda Shakyamuni, el fundador del budismo (aprox 650 a.C.), y en él se contiene el camino completo a la iluminación. En el libro Camino gozoso de buena fortuna, el venerable Gueshe Kelsang Gyatso nos indica que si contemplamos el significado del diagrama de la rueda de la vida y meditamos en él con la sabiduría del Dharma, seremos capaces de desarrollar todas las realizaciones de las etapas del camino a la iluminación, las del ser del nivel inicial, medio y superior. No obstante, el tesoro que encierra su simbología permanecerá oculto mientras alguien no nos aclare su significado…

El origen de este diagrama se describe en el Sutra del gran deleite. Según esta escritura, un rey llamado Bimbisara quería corresponder a un amigo que le había hecho un gran regalo, pero no sabía de qué modo corresponderle porque su amigo era una persona tan opulenta como él, pero no tenía inclinaciones espirituales puesto que vivía en un país irreligioso. Bimbisara lo consultó con Buda y éste le indicó que le regalara el diagrama y le escribió una estrofa debajo del mismo. Cuando el amigo del rey recibió este regalo quedó muy complacido y, a pesar de que nunca antes había recibido una enseñanza de Dharma, generó un sentimiento espiritual muy especial. Tras leer la estrofa escrita por Buda, comprendió el significado de la rueda de la vida, logró la realización de la renuncia y alcanzó la realización directa de la vacuidad.

El diagrama de la rueda de la vida es como un espejo que nos refleja nuestra existencia en el samsara, el ciclo de sufrimientos sin control. Nos muestra sus orígenes, los elementos que nos encadenan a él y los diferentes lugares que podemos experimentar o en los que es posible vivir. Buda, que está representado afuera de la rueda, alienta a los seres sintientes confinados en este tipo de existencia cíclica a hacer como él: “He viajado por los caminos de la liberación y he alcanzado la ciudad del nirvana”.

Si quieres conocer más sobre el significado de cada uno de los elementos de esta preciosa obra, lee el capítulo dedicado al diagrama en el libro Camino gozoso de buena fortuna, o también puedes acudir al curso-retiro que se realizará sobre este tema en el Centro de Meditación Kadampa de Sevilla los días 22 a 24 de noviembre.

¡Hazte este regalo significativo y despierta tu sabiduría!