Vivimos en unos tiempos donde parece que todo estuviera contaminado. Se habla mucho  sobre la precaria calidad del agua, del aire, los alimentos… También se habla de personas y relaciones  tóxicas que que afectan a nuestras vidas y de tratamientos “Detox” de todo tipo. Este fenómeno parece ir en aumento y va dejando una estela de frustración y sensación de que hay muy poco que se puede hacer para poder frenarlo. Según las enseñanzas Buda el origen de la toxicidad externa son nuestros engaños, como el apego, enfado e ignorancia.

Son estas emociones que crean apariencias de  personas “tóxicas”, por ejemplo, ya que son simplemente una proyección distorsionada de la realidad.

Detox: una práctica para purifcar la mente

La relación entre nuestro mundo contaminado y estos venenos internos también es profunda y, como todo en las enseñanzas budistas, tiene muchos niveles de entendimiento. .

Buda enseñó que hay una relación directa entre nuestra mente y el mundo que percibe, por lo que en un buen tratamiento detox no debería faltar una buena práctica de purificación. Buda enseñó numerosas prácticas para purificar nuestra mente en nuestras actividades cotidianas. Si quieres puedes leer la historia del monje Lamchung en el libro Camino gozoso de buena fortuna  quien purificó completamente su mente barriendo un templo.

Aunque hay muchas prácticas que podemos hacer para purificar nuestra mente en nuestra vida diaria, las más profundas pertenecen a las enseñanzas del tantra budista. En estas prácticas  utilizando visualizaciones, aprendemos a traer el resultado al camino. La joya de la corona de las prácticas de purificación es la meditación y recitación de Buda Vajrasatva. Esta es una práctica muy sencilla pero muy potente y cualquier persona puede practicarla. Es muy aconsejable hacer un retiro de purificación de Vajrasatva de vez en cuando para desintoxicar nuestro cuerpo y, sobretodo, nuestra mente. Alta tecnología detox  para tiempos modernos.

Si quieres informacion sobre donde puedes hacer un retiro de purificación pincha aqui.


0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *